Saga Bacardí
10429
ESCRITURA DE PODERES HACIA PALOU, POR BRUNO VIDAL Y TORRES.


Sepase por esta publica escritura, como yo D. Bruno Vidal Thesorero de Reales Rentas en esta ciudad. De mi espontanea voluntad otorgo, y doy todo mi poder cumplido, libre, general y bastante qual de derecho se requiere y es necesario a Miguel Polau considico, vecino de esta ciudad, para que por mi, en mi nombre, mi persona, accion y derecho representando pueda parecer y parezca en juicio, ante qualesquiera Audiencias, a sus ministros, jueces, justicias, curias, y tribunales, eclesiasticos y seglares, y en ellos y cada uno de ellos instar, seguir y terminar qualquier pleytos y causas civiles y criminales, activas y pasivas, principales y de apelación, movidas y moveredas por qualquier causa o razon, y con qualquier persona largamente con el acostumbrado curso de pleytos, y causas, facultad expresa de jurar de calumnia, prestar cauciones juratorias y fiadoras, exponer clamos y reclamos, instar execuciones, hacer embargos, y cancelarlos, y consentir que se levanten, hacer qualesquier requirimentos, respuestas y protestas, e instar que sean levantados los testimonios que seran menester, y practicar todo lo demas que acerca dichas causas, y su curso se requiera, segun estilo de los tribunales donde dichos pleytos se siguieren, sin limitacion alguna. Y con facultad de substituhir el presente poder, revocar los substitutos, y nombrar otros, siempre que le pareciere. Y generalmente haga y execute todo lo que yo haria personalmente. Prometiendo estar a juicio, pagar lo juzgado, y sentenciado, y tener por agradable todo lo que por dicho mi apoderado, y sus substitutos será precticado, y de no revocarlo en tiempo alguno, baxo obligación de todos mis bienes muebles y rahices presentes y venideros, con todas renuncias de derecho necesarias. En cuyo testimonio otorgo la presente escritura en esta ciudad de Barcelona a los cinco dias del mes de Agosto del año mil ochocientos. Y dicho otorgante, conocido del infro escribano, lo firmó. Siendo presentes por testigos Juan Aloy y Antonio Ubach, escribientes, residentes en esta ciudad.
Bruno Vidal, Ante Joseph Ubach.