Saga Bacardí
10640
IL PROCESSO CONTRO I LIBERALI DI PARMA
(Gli Carbonari)



Il processo contro i liberali Modenesi provocó quello contro i liberali parmensi. Questi in veritá non erano Mopti, e non erano nemmeno contrari al “materno” governo di Maria Luisa e del conte Adamo Nepperg, che piú tardi será suo marito; del resto erano noti allo stesso Neipperg che, nel 1816, poteva scrivere al Metternich: “Vi sono individui le cui opinión possono essere sospettate, e ve ene sono anche in altri luoghi, ma il numero non é consideravole, e i primi sono noti e stanno sotto la sorveglianza della policía”.
Il processo di Rubiera, per mezzo delle rivelazioni di alcuni imputati, face conoceré a Francesco IV quello che Maria Luisa certo sapeva, che cioé nello stato di Parma esistevano dei settari. Il duca di Modena si affettó ad informare la duchessa, rivelandogli il 17 aprile del 1822, “il nome di qualcuno dei piú colpavoli” di cui si diceva in grado di fornire anche le prove e le testimonianza: “Questi sciaguarti sono: Martino dello Giacomo, vostra guardia d’onore; il conte Linati; berchet Ambrosio, Maggiore del vostro regimenti; conte Jacopo Sanvitale, professore nell?universitá; avv. Maestri Ferdinando, professore nell?universitá; Bacchi Antonio, capitano del vostro regimentó”. Inoltre Francesco IV comunicava di aver notificato i nomi al Metternich e avvertiva che il Martín, il Sanvitale e il Linati erano colpavole di aver fatto distribuire ai soldati ungheresi il proclama latino.
Maria Luisa non mostró alcuna sorpresa, e rispondendo, volle far catire che delle cose di casa sua ne sapeva piú degli altri. Difatti essa face i nomi de altri due liberali –Pietro Giordani e Pietro Gioia- de Francesco iv non nominati. “Il conte Claudio Linati é in Spagna da piú di un anno; il Maggiore Berchet puó aver visto e conosciuto dei complici, ma é uomo d’onore, incapace di una cattiva azione, Jacopo sanvitale, Martín, L’avv. Maestri, il capitano Bacchi, Giordani, Gioia di Piacenza sono noti poi per loro principi, ma sono di certo incapaci ad operare. D’altra parte questi non sono mai presi di vista”.
La sentenza si ebbe il 25 settembre del 1823: il Berchet, il Bacchi, il Marchii e il Grimaldi furono condennati a dieci anni di reclusione, ad otto il Negri. Sentenza di morte fu pronunziata contro i contumaci capitano Antonio Bacchi, conte Claudio Linati e Guglliermo borelli.
Altre settantadue persone erano risultate iscritte alla setta dei Carbonari o a quella dei Sublime Maestri Perfetti.- Il conte Linati esule in Spagna poi Belgio en el México, qui la febre gialla l’uccide nel dicembre del 1832.
ERICO MISLEY, CIRO MENOTTI E FRANCESCO IV LA POLITICA FRANCESE DEL “NON INTERVENTO” LE TRUPPE DI FRANCESCO IV ASSALTANO LA CASA DEL MENOTTI CATTURA DI CIRO MENOTTI E RESA DEI CONSPIRATORI
Con gle avvenimenti di Francia, che abbiamo accennato, si collegano strettamente i moti rivoluzionari italiani del 1830-31. In Francia si era costituita una lega, detta cosmopolita, fra liberali de stirpe latina di cui fra gle altri, facevano parte i generali francesa Lamarque e Lafayette, Beniamino Constant, Mauguin. Odillon-Barrot. Lafitte e Dupont de l’Eure, gli spagnoli Hasco, Torrijos, Galiano, Mina e gli italiani Filippo Buonarroti, Gugliermo Pepe, Francesco Salfi, Borso de Carminati, Claudio Linati, Pietro Maroncelli e Luigi Porro. Lambertenghi.
Scopo della lega era di unire in un solo volcó tutti gli statu latini e di opporli alla Santa Alleanza. Una sezione, residente a Parigi, della lega cosmopolita era chiamata.
“COMITATO DELL’EMANCIPAZIONE ITALIANA”.
Erano convinti i liberali italiani che sarebbero statu statu impossibili ottenere un suceso in una rivoluzione e la consecuente guerra all’Autria senza l’aiuto di un sovrano.
LA RIVOLTA DI PARMA
A Parma la rivolta scoppió circa una settimana dopo de Modena. Il 10 febbraio, giunte le notizie degli avvenimenti dal vicino ducado e dalle legazioni pontificie, iniziarono alcune dimostrazioni popolari, che si rinnovarono il giorno seguente. Il 12 il governo prese alcune misure de sicerezza, ocupando con le truppe i punti strategici, ma le dimostrazioni continuarono e diventarono sempre pií estate e minacciose.
Continuavano i tumulto; Piccoli reparti de truppa furono disarmati e qua e lá in citta dagli studenti fu innalzato il tricolore. Nella stessa notte dal 14 al 15 febbraio Maria Luisa lacio Parma, acompagnata dai ministri Cornacchia e Mistrali e scoltata da una compagnia della Guardia Nazionale.
Dopo la partenza di Maria Luisa, la Magistratura municipale constituí un governo provisorio di cinque membri che furono i conti Filippo Linati, Jacopo Sancitale, Gregorio Ferdinando Castagnola, il cavalier Francesco Malegari e Antonio Cusa, i quali, piú tardi, si associarono, per desiderio degli studenti, Hermenegildo Ortalli e Marcedonio Melloni.
Al governo provisorio giunsero ben presto le adhesión di quasi tutti i territori del ducado; ma il moto non riusci a propagarse a Piacenza, anzi la duchessa riuscí a ristabilirwe la sua autoritá in Fiorenzuola.
Da Parma, il 20 febbraio, vi fu mandato un corpo de milizie che riprese Fiorenzuola, ma nelle notte del 24 al 25 una colonna di soldati austriaci assalí e cacció fuori le truppe parmegiane, poi il 26 Maria Luisa invió a Parma un proclama, in cui, dopo aver dichiarato che non avrebbe approvato nessun atto del governo provisorio, avvertiva che avrebbe trattato con il máximo rigore “coloro che persistevano ostinatamente nelle depravate idee e nella ribellione”.

PASO A EXPONER MI PROPIA INVESTIGACIÓN.

“Lo primero que quiero constar es mi gran indignación con las diferentes fuentes de información que, a pesar de haber intentado ponerme en contacto con ellas (Vikipedia, y diferentes biografías, a si como Universidades tanto Majicanas como de otros sitios) me ha resultado imposible hacerme escuchar, pues es mi opinión que un investigador ha de poner sus conocimientos al servicio del resto de historiadores, y está claro que estos dejan mucho que desear. También mi protesta para aquellos otros que se dedican a medrar del trabajo de gente como yo dedica una parte muy importante de su tiempo en conseguir información que les ponemos en bandeja de plata para que intenten ponerse las medallas sin siquiera mencionar los autores, por lo que, de mi mas indignada posición, exijo se haga constar las fuentes de información, ya que han sido incapaces de dar crédito a la información que les iba proporcionando”.

Marco Claudio Marcelo Linati y Cocorani, Conde Gaiano, Oppiano e Vizzola.
El estudio e investigación de su biografía es muy difícil, pues vivió en múltiples ciudades. De padre Parmesano, noble y emparentado con las mejores familias del Ducado. Madre Madrileña, que a su vez estaba relacionada con la nobleza de la villa y Corte, hija de Camarera de la Reina, con relación con las mas altas esferas de la nobleza Española.
En sus últimos años vivió en Méjico, después que esta nación proclamara su independencia unilataralmente del Reino de España, lo que le hacía ser su refugio natural de prófugos.
En cuanto a los estudios de su biografía, antes de su matrimonio en Barcelona, la hemos de dar por válida, teniendo en cuenta que es muy probable que faltes datos significativos de cada una de sus batallas en los distintos escenarios.
Su abuelo materno fue Claudio Cocorani, Conde Cocorani, mayordomo de semana de Su Magestad, Caballero pensionista, 1779. Casado con Manuela Verdugo Cañaveras, el título de Conde Cocorani es de antiguo, pues por los documentos aportados de su árbol, se puede ver que ya por generaciones lo tienen concedido. Los Verdugo fueron una saga que entre otras se encuentran ligada a la esposa de Leopoldo de Gregorio, (Marqués de Esquilache, Maria José Verdugo de Xixallas) También Jorge Durán, Gobernador de Alicante, casado con Ana Verdugo. Así mismo Miguel Ballejo, Intendente de la Provincia, Administrador General de Rentas de Cádiz, casado con Juana Verdugo. Sebastiana Verdugo, esposa del Marqués de Paruno. Los hijos del Marqués de Esquilache, Camilo de Gregorio y Verdugo, Marqués de Parco, sus hermanas, las Religiosas Sor Camila Sebastiana, Sor Manuela Camila, y Sor Sebastiana de Gregorio y Verdugo.
Los Verdugo tenían vínculos con Vich, o Vique. Habían hecho construir la casa “Dels Quatre Rius” en Barcelona, pero no llegaron a acabarla. Después de permanecer varios años inacabada, la compró Antonio Nadal de Casanovas, quién la modificó y acabó.
El nombre de Claudio puesto a Linati, es muy probable que fuera en honor a su abuelo materno, pues su madre Da. Manuela de Cocorani y Verdugo murió al darlo a luz.
Quiero dejar muy claro lo anteriormente citado, pues a consecuencia del error en el segundo apellido que en Méjico se le ha puesto, según algún estudio, por error, su segundo apellido era “de Prevost”.
Claudio Linati Cocorani heredó de su tia abuela materna Da. Dorotea Cocorani y Piscattore todos sus bienes. Esta habia quedado viuda de D. Carlos de Prevost y Alvarado, Mariscal de Campo y Governador del Castillo de Monjuich. Ëste habia hecho fuertes negocios inmobiliarios cuando se creó el barrio de “La Barceloneta” construyendo muchos edificios cuando era Capitan, por lo que su capital le venía de cuna, también tenía muchas fincas rurales en la Seo de Urgell que las había comptado en encante publico, y que habían pertenecido a los “expulsos” (Jesuitas). Consta también, que durante la Guerra del Francés, su Palacio en Madrid fue saqueado. Todavía no tengo el testamento e inventario para saber lo legado hacia Claudio por lo que he tenido que guiarme por las escrituras de adjudicación y compra hacia de Prevost.
En los capítulos matrimoniales entre Claudio e Isabel de Bacardí y Cuyás, vemos, que él aporta ochenta mil libras catalanas, y que la dote de Isabel fué de treinta mil libras, comodas, ropas y joyas. Teniendo en cuenta que la Guerra del Francés hacía poco que había acabado, y que el precio de las cosas, a consecuencia de la misma, habían caído intensamente, que los Bacardí habían quedado tocados económicamente por las mencionadas circunstancias. Hay que decir que el matrimonio Linati de Bacardí era muy rico.
Dentro de la clase social a la que pertenecían, por motivo de familia y otras cosas, resulta ser coetanio de José Cayetano de Pujol y de March (este murió a los pocos años totalmente abandonado por todo su entorno a consecuencia de haber sido juzgado, sentenciado y medio arruinado por “afrancesado”, habiendo sido quien mandó que el Diario de Barcelona se publicara en francés y catalán durante la ocupación francesa), Antonio de Gironella y Ayguals (que también combatió al lado de Espoz y Mina), e incluso al pequeño Wenceslao Ayguals de Izco, primo y cuñado del anterior, también de Cayetano Galup, (regidor del ayuntamiento de Barcelona durante el trienio liberal).
Probablemente por la fortísima personalidad de Claudio, por sus vivencias, conocimientos, clase, guerras y sus propias convicciones, por haber tenido a Reyes, Nobles, Militares y las mas distinguidas personalidades como amigos y compañeros, sea tan rica, importante y contradictoria, dando mucha fuerza a este personaje. Es el perfecto ejemplar de “Romantico”, pues perteneciendo a tan privilegiada clase lo da todo por sus ideales. Su principal batalla era “Contro lo Straniero”. Desde su matrimonio vive entre Barcelona y Parma, pasando largas temporadas en su casa de la Seo De Urgell “El Rey”. En 1822, después de haber sido juzgado por el motin de Parma, inicia una fuerte ofensiva en apoyo a las tropas liberales de Barcelona, comandadas por el General Espoz y Mina. Los rebeldes saquean su casa de la Seo y raptan a su hija Manuela por lo que paga un fortísimo rescate. Su esposa Isabel de Bacardí, en el interín, se pasea en carruaje entre las fronteras de España y Francia, cosa que irrita profundamente al Gobierno de Madrid. Los pactos entre Claudio y los raptores de su hija, se desconocen.
Ahora paso a exponer lo que publicó el Edecán de Espoz y Mina en el libro titulado “Memorias sobre la guerra de Cataluña, en los años 1822 y 1823, por D. Florencio Galli, edecán del general Mina” (Florencio Galli fue uno de los compañeros de Linati durante su estancia en Majico).
Linati regresa de Francia, y sabiendo que la plaza de la Cerdaña corría riesgo, entre Casas y Linati se esforzaron en reunir a los Constitucionales del nacimiento del Segre, y los individuos del nuevo resguardo. Con escasos trescientos hombres se dirigieron hacia la Seo d’Urgell para entrar en los fuertes.
Calpe hizo estragos entre la plaza rendida, incumpliendo los pactos de rendición, matando, violando y cambiando los reos jóvenes por oro. Tanto Casas como Linati protestaron por la indigna conducta de Calpe.
A Linati le propusieron desde el Cabildo de Urgell Romagosa y Miralles, el mando de la Caballería, si abandonaba la causa de los constitucionales, por lo que se vió con tanta presión que emigró a Francia. En el interín, Casas pasa a Vich, para mas adelante pasar a Barcelona
En la Cerdaña se constituyó dos grupos de jóvenes, uno de ellos a las ordenes de Linati, otro a la orden del capitán Camprubí.
Las guerrillas de Linati, igual que las de Eroles y Camprubi, se consideran las principales y las formaban mas de 1500 hombres en la primera campaña, y unos 500 en la segunda.
Mientras el General Espoz y Mina desde Collsacabra, volviendo de Sant Quirce para atacar a Romagosa, que con dos batallones de rebeldes y uno frances, ocupaba la plaza de Montesquieu. Espoz y Mina emboscó sus tropas dejando ver una pequeña porción para engañar a los rebeldes, envió a sus laterales a los guerrilleros de Linati, haciendo la estrategia perfecta para lograr los objetivos.
A Linati se le encargó la custodia del envio de 6000 escudos para reparar el fuerte de la Seu d’Urgell, siendo un convoy peligroso, pues se hallaban las montañas repletas de rebeldes.
La víspera de la partida de Espoz y Mina, destacó a Linati para que ocupara el Puente de Bar.
Estas fueron las últimas azañas de Linati en Cataluña, pues salió hacia Francia, acto seguido empieza su periplo por diferentes ciudades Europeas, para finalmente acabar en la recién creada nueva Nación Mejicana, en donde el gobierno Español no tiene fuerza ni poder para aplicarle la condena.
Miestras tanto sabemos que sus cuñados catalanes que eran Amadeo de Mora y de Warnet, de nacimiento francés, Brigadier, subinspector de Artilleria, casado con su cuñada Antonia de Bacardí; Matias de Casanovas y de Pujol, esposo de su cuñada Dolores, y sobrino de José Cayetano de Pujol y de March; por último Ramon de Bacardí y Cuyás casado con Josefa de Janer y de Gónima. Sabemos por escrituras de poderes, que mueve muchos hilos para ayudar judicialmente a su cuñado Claudio, del resto de cuñados, es casi seguro que debieron hacer todo lo que pudieron, pues el sentido de familia y de clase era muy arraigado e importante.
Claudio Linati no va a Méjico a probar fortuna, pues la fortuna le había acompañado toda su vida. Va a salvar su cuello, y seguir con su manera de querer construir el mundo. Muere terriblemente decepcionado, su frase lapidaria es la que escribe a Isabel que es: “Se lleva el peso de la desgracia hasta donde se puede, después no hay sino la nada”.
Claudio Linati de Cocorani nació en el seno de una clase privilegiada; muere en la misma, pero huyendo de su propio entorno.

Los “carbonari” era una sociedad secreta directamente relacionada con la “Masoneria”. A este personaje le tocó vivir un momento muy importante, con unos profundos cambios revolucionarios y una nueva manera de ver la vida y la patria.
Durante el siglo anterior la masonería contribuyó decisivamente al nacimiento de los Estados Unidos de Norte America. En este sentido, podemos ver como Carlos III, se rodea de personas para sus gobiernos que pertenecieron a la masonería. Hace pensar la posibilidad de que él mismo hubiera sido un masón. Ilustres personas de sus gobiernos lo fueron como el Conde de Aranda, Conde de Floridablanca, Campomanes etc.
Tras la expulsión de los Jesuitas de España decretada y firmada por el propio Carlos III, la maniobra politica fue fomentar a los masones Estadounidenses a amotinarse.
La Revolución Francesa, también de corte masón. El fomento de las nuevas naciones en Sud-America, también fomentado por masones.
La Constitución de Cádiz tuvo destacados miembros que pertenecían a la misma.
En Italia la masoneria creó el sentimiento patriotico contra el extranjero, con el paso de los años llegó a la unificación de la peninsula Italica, esto se inició por medio de los Carbonari.