Saga Bacardí
21429
PODERES HACIA MAREYA Y BALAGUER, EN LA HABANA, POR CAPONATA, CABANAS Y ANTONIO NADAL Y DARRER. Cabanas es su cuñado.


Sepase por esta escritura de poder como nosotros Antonio Nadal y Darrer, Felipe Caponata, y Pedro Cabanas vecinos y del comercio de esta ciudad. De nuestra espontanea voluntad otorgamos y damos todo nuestro poder, cumplido, qual de derecho se requiere, y es necesario a Pedro Mareya Alguer y Margarit, Ramon y Francisco Balaguer Hermanos, vecinos y del comercio de la ciudad de la Havana en la America, aunque ausentes como si fuesen presentes junto y a cada uno de ellos de por si, asi que lo que será empezado por el uno pueda ser proseguido, y terminado por cada uno de ellos, paraque por nosotros, y cada uno de nosotros y representando nustras personas, accion y derecho puedan y cada uno de ellos pueda pedir, y tomar cuentas a qualesquier capitanes, patrones, pilotos, maestres, de embarcacion y otras cualesquier personas, socios, o administradores, con quienes tengamos, o hayamos tenido intereses, regido y administrado nuestros caudales y bienes de3 las cantidades de dinero, frutos, y efectos que hayan percibido, pagaado, y administrado, y en adelante percibiran, pagaran y administraran, ohir dichas cuentas y aprobar o reprobar sus partidas, acrediten su reliquo en caso que dichas personas alcansaren, y si quedan alcansados pedir y recibir lo que fuere debido, y renuncia a la ley del error del calculo, y otras leyes y exepciones de nuestro favor, a cuio fin otorguen las escrituras de definiciones de cuentas con las debidas clausulas, precauciones, renuncia del error de la ley de calculo, y otras según el caso pidiran.
Otro si: Puedan y cada uno de ellos pueda pedir, y cobrar, asi en los sobrenombrados como de qualesquier comunes y singulares personas todas, y cualesquier cantidades de dinero, generos, y efectos, mercadurias, fletes, vales, letras de cambio, obligaciones, penciones de censos, y censales, y otras qualesquier cosas y sumas de dinero que se nos deben, y en adelante deberan por qualquier titulo, u causa, y de lo cobrado otorgar qualequiera carta de pago, cessiones, recibos, y demas resguardos y escrituras necesarias, con cancelacion de qualesquier otras, asi publicas como privadas.
Otro si: Puedan y cada uno de ellos pueda parecer y paresca ante Su Majestad, Señores de sus Reales Consejos y ante quien convenga, presentando qualesquier memoriales, peticiones, y suplicas, obsequiosamente dispuestas, pedir que sean decretadas hasta lograr de Su Majestad, de su Reales Consejos, o Señores Ministros los despachos que necesitaren, y para dicho fin puedan parecer y parescan en juicio ante qualesquier, audiencias, chancillerías, tribunales, justicias de Su Majestad, y donde convenga, poniendo demandas, alegaciones, pedimentos, requirimientos, y protestas, pedir terminos, y en prueba y fuera de ella instar qualesquier prisiones, sequestros, ventas, trances, y remates de bienes, presentar testigos, escritos, escrituras, y provanzas, tazar y contradecir los que en contrario se presentaren, ohir autos y sentencias interlocutorias, y definitivas, consentir lo favorable, y de lo contrario apelar y suplicar, y seguir las apelaciones, y suplicas en donde con derecho puedan y deban, prestar qualesquier cauciones asi juratorias como fiadoras, y finalmente hazer todos los demas autos que judicial y extrajudicialmente se ofrescan y sean necesarias, que para todo ello, y lo incidente y dependiente otorgamos el poder mas amplio, y general administración, obligación y relevacion en forma, con facultad expresa de que juntos y cada uno de ellos de por si, puedan substituir el presente poder en quanto al de pleytos solamente. Y generalmente hazer todo lo que nosotros y cada uno de nosotros podriamos hazer siendo presentes. Prometiendo estar a juicio, pagar lo jusgado y sentenciado, y haver por firme y seguro para siempre todo lo que por dichos nuestros apoderado, y cada uno de ellos y sus respective substitutos será practicado, y no revocarlo en tiempo alguno, bajo obligación de todos nuestros bienes, y de cada uno de nosotros muebles y raíces, havios y por haver, con todas renuncias necesarias. En cuyo testimonio otorgamos la presente escritura en esta ciudad de Barcelona a los onze dias del mes de Marzo del año del Nacimiento del Señor de mil setecientos setenta y nueve. Y dicho sotorgantes (a quienes yo el infro escribano doy fe conocer) lo firmaron. Siendo presentes por testigos Mariano Colldelram, y Cayetano Texidor y Matheu, escribientes, en Barcelona habitantes.
Felipe Caponata, Pedro Cabanas, Antonio Nadal y Darrer, Ante mi Ramon Matheu y Smandia escribano.