Saga Bacardí
22358
ESCRITURA DE PODER HACIA RUFASTA, VIÑALS Y OLIVA, POR ANTONIO NADAL Y VICENT.


En la ciudad de Barcelona a los dos días del mes de Enero del año mil ochocientos treinta y nueve.
Sepase. Que D. Antonio Nadal y Vicent hazendado, vecino de la presente ciudad, espontáneamente otorga, da y confiere todo su poder cumplido y tan amplio como por derecho se requiere y es menester a D. Juan de la Cruz Rufasta, D. José Viñals, procuradores causídicos colegiados de esta ciudad, y a D. Jayme Oliva pasante de la misma facultad a los tres juntos, y a cada uno de ellos insolitum, de suerte que lo que el uno empezare, pueda el otro continuar y concluir. Paraque a nombre del Señor otorgante representando su persona, acción y derecho, puedan presentarse y se presenten ante cualesquiera Señores Alcaldes, Jueces, y Tribunales y en donde convenga, propongan cualesquiera demandas e instancias. Intenten el medio de la consiliación, con facultad de elegir, nombrar hombres buenos que les acompañen; y no teniendo efecto la consiliacion previo el documento que lo acredite, principien, sigan y finalicen cualesquiera pleitos y causas, activas y pasivas, principales y de apelación, movidas y para mover largamente, según su acostumbrado curso, juren de calumnia, presten cauciones juratorias y de fiaduria, insten execuciones, secuestros, embargos y desembargos, ventas, trance y remate de bienes, oygan autos y sentencias, lo favorable consientan y de lo contrario supliquen y apelen, y hagan todo lo demás que para dichos pleitos y su curso se requiera, según el estilo de los Tibunales donde vertieren, sin limitación alguna. Concediendoles facultad a los tres juntos y a cada uno en particular de substituir este poder a cualesquiera personas y revocar los substitutos a su arbitrio. Y generalmente en razón de todo lo referido su anexo y dependiente, hagan y practiquen los nombrados procuradores y sus substitutos cuanto conceptuaren oportuno, y lo mismo que podría siendo presente el Señor otorgante que todo desde ahora lo aprueba y confirma. Y promete estar a derecho, pagar lo juzgado, y haver por valido y firme todo lo que por los mismos procuradores, y sus substitutos será hecho y practicado, y no revocarlo en tiempo, ni por motivo alguno, bajo obligación de todos sus bienes y derechos presentes y futuros, con toda renunciación necesaria. En cuyo testimonio el mismo Señor poderdante, a quien el infro notario doy fe conozco, lo firma de su mano. Siendo testigos D. Ramon Ortells y Albert proprietaio y Juan Rodriguez y Desp cursante filosofía, vecinos de esta ciudad.
Antonio Nadal y Vicent, Ante mi Pedro Rodriguez de Alcántara notario publico de número de Barcelona.