Saga Bacardí
32634
ESCRITURA DE PODERES HACIA RIFOS, POR TUTORES DE LOS HIJOS DE FRANCISCO VALLESCÁ.


En la ciudad de Barcelona a los veinte y quatro días del mes de Setiembre año del Nacimiento del Señor de mil setecientos cinquanta y siete.
Sepase por esta escritura de poder, como nosotros Doña Margarita Vallescá, viuda de D. Francisco Vallescá Capitan del Regimiento de Artilleria del Real Exercito de Su Magestad (que Dios guarde) en Barcelona domiciliado, como a usufructuaria de los bienes que fueron de dicho mi difunto marido por aquel dexada con su ultimo testamento que otorgó ante el presente notario en nueve del cadente mes de Setiembre. Anton Vallescá, Pedro Vallescá Dr. en medicina, y Joan Sanmartí comerciante vecinos de Barcelona, como a tutores y en su caso, lugar, y tiempo curadores (junto con dicha Dña. Margarita) de las personas, y bienes de los pupilos hojos, y herederos de dicho D. Francisco Vallescá por el elegidos, esto es, nosotros dichos Antonio Vallescá y Dr. Pedro Vallescá, junto con dicha Dña. Margarita, con su citado testamento, y yo dicho Juan Sanmartí con los codicillos que ante el presente notario otorgó en el mismo dia nueve de este mes de Setiembre. De nuestra espontanea voluntad otorgamos que damos todo nuestro poder cumplido, y qual de derecho se requiere a Canuto Rifós notario real y causídico vezino de Barcelona aunque ausente, bien assí como si fuesse presente. Para que por nosotros en dichos respective nombres pueda parecer, y parezca en qualesquier tribunales ecclesiasticos, y seglares, y allí intentar, y seguir qualesquier pleytos, y causas, activas, y passivas, principales, y apelatorias, movidas, y movederas largamente, con el acostumbrado curso de los pleytos, y causas, facultad expressa de jurar de calumnia, prestar cauciones juratorias y diadoras, exponer clamos y reclamos, embargos hazer, verificar y cancelar, instar execuciones, y hazer todo lo demás que acerca de dichas causas, y su amplissimo curso se requiera, según el estilo de los mismos tribunales, sin limitación alguna. Y con facultad de substituir este poder a uno, u mas procutadores, y revocar los substitutos siempre y quando le pareciere. Y generalmente pueda hazer y haga dicho nuestro procurador quanto convenga en razón de lo que llevamos expresado de la manera que nosotros lo haríamos, y hazer podríamos siendo presentes, pues quan qumplido poder tenemos, esse mismo le damos con todas sus dependencias, incidencias, anexidades y conexidades. Prometiendo haver por firme, y validero todo lo que por dicho nuestro apoderado, y sis substitutos, y qualquier de ellos fuere hecho, y procurado, y no revocarlo en tiempo alguno como también estar a juicio, y pagar lo que fuere juzgado en contrario nuestro, con todas clausulas universales, obligando para su firmeza todos los bienes, y derechos que fueron de dicho difunto, muebles y raises (no emperó nuestros bienes proprios por tratar negocio ageno) con renunciación de qualesquier ley o derecho que disponga a nuestro favor. Lo que otorgamos, siendo presentes por testigos Antonio Tapia escribiente, y Josep Juliá sastre vecinos de Barcelona. Y dichos otorgante (a quienes yo el notario infro doy fe conozco) lo firmaron.
Da. Margarita Vallescá, Antonio Vallescá, D. Pedro Vallescá, Juan Sanmartí, Ante mi Antonio Duran notario.